PROCESO

GANADERÍA DE OVEJAS Y CORDERO MANCHEGO

Ganadería propia junto con explotaciones ganaderas a las que se adquiere el cordero, ubicadas todos ellas en la Denominación de Origen Cordero Manchego.

Alimentación natural de las madres en pastos al aire libre, complementada en establos con cereales y forrajes.

Los animales se encuentran saneados y controlados por expertos veterinarios de las diferentes Agrupaciones de Defensa Sanitaria.

El proceso de gestación de las ovejas dura cinco meses, desarrollando unos tres partos durante dos años habitualmente.

Una vez nacido el cordero, el proceso de lactación será de treinta a cuarenta y cinco días, según la explotación.

Durante este periodo las madres permanecen estabuladas con sus crías, alimentándose con cereales y paja básicamente y, en unas condiciones de bienestar que ayudan al desarrollo equilibrado del cordero.

 

TRANSPORTE Y RECOGIDA DEL CORDERO EN EL CEBADERO

Transporte del cordero a las instalaciones (cebaderos) que Ovimancha tiene en Sisante (Cuenca) y Villarrobledo (Albacete):

El traslado de los animales se realiza en las mejores condiciones, con vehículos y chóferes propios cumpliendo en todo momento con la normativa en materia de bienestar animal.

Recepción del cordero en las instalaciones de Ovimancha:

Se procede a la clasificación, tipificación, desparasitado y vacunación en el momento de entrada del animal al cebadero. Funciones desarrolladas por personal con amplia experiencia en selección y manejo del cordero manchego.

Consideramos esta parte del proceso como un elemento diferenciador de nuestra Empresa respecto de otras del sector, pues la equiparación del ganado se realiza de forma artesanal y siguiendo criterios adquiridos mediante la experiencia acumulada.

 

CEBADERO; ALIMENTACIÓN DEL CORDERO Y SELECCIÓN

Proceso de Cebo del cordero en los cebaderos de Sisante y Villarrobledo.

El cordero es alimentado mediante piensos naturales elaborados a base de cereales, forrajes, grasas y vegetales, acompañados de paja de cereal, como complemento vitamínico.

Durante el periodo en que se desarrolla el cebo se cuidan las condiciones ambientales, de ubicación y espacio en las que se ha de desarroparse el proceso de engorde del cordero.

El espacio donde se mueven es amplio, los animales en ningún momento están aglomerados, la ventilación es constante y las condiciones de higiene, las adecuadas, todo ello con el fin de optimizar el bienestar del animal.

Proceso de selección final:

El cordero es tipificado siguiendo los parámetros de peso, sexo y condición corporal, la clasificación final se ajusta al perfil del animal que requiere cada cliente, siendo la selección minuciosa y totalmente artesanal.

Proceso de Transporte hasta los mataderos donde se sacrifica el cordero.:

Se realiza con vehículos y trasporte propio, en los mejores condiciones de espacio y manejo, minimizando el estrés de los animales, lo que redunda en la calidad final de la carne. Siempre se busca el bienestar del animal.